Mastopexia Cali Levantamiento de senos Buenaventura Palmira Tulua Cartago

Mastopexia

“Levantamiento de senos”

Las características de las glándulas mamarias, como la forma, la asimetría en la ubicación del pliegue, la asimetría en el tamaño y el grado de la ptosis, se evalúan y registran. Estas medidas, puntos y características de la mama se muestran en la Tabla 21.1. La nueva ubicación de la NAC se indica en la línea medioclavicular, teniendo en cuenta la distancia normal promedio desde la muesca supraesternal y la proyección hacia delante del pliegue mamario, según lo descrito por Pitanguy (Fig. 21.3) [3, 4]. 21.3 Selección de la técnica quirúrgica Con estos puntos y áreas marcados y las mediciones tomadas, se selecciona el procedimiento quirúrgico que se empleará, dependiendo básicamente de la distancia desde la NAC al pliegue inframamario (la cantidad de tejido en exceso en el polo inferior) y la distancia a la que el NAC necesita ser salvado. Estas dos variables serán los puntos determinantes para seleccionar el procedimiento quirúrgico. Tratar de vivir una NAC de forma periareolar con una ptosis mayor de 5 cm generalmente producirá un resultado estético inadecuado a largo plazo y una mayor incidencia de complicaciones a corto plazo debido al cierre con tensión que se produciría [10–12, 16] . Por esa razón, la selección de la técnica quirúrgica al realizar mastopexia con aumento es el factor más importante para obtener buenos resultados estéticos a mediano y largo plazo y para minimizar las complicaciones a corto plazo. Asimismo, el tipo de pexy a realizar implica ciertos criterios que debemos seguir para lograr el resultado deseado. Un pexy en el que solo se realizará la NAC tendrá un enfoque diferente al de una pexy periareolar o una pexy invertida. Cada uno de los enfoques tiene sus propias indicaciones y razones. Del mismo modo, un seno ptótico con un déficit del polo inferior, y que solo necesita elevación de la NAC, casi siempre requerirá un implante anatómico con un desplazamiento hacia abajo del pliegue inframamario para compensar este problema. Por lo tanto, la selección de la técnica quirúrgica implica implícitamente pasos específicos a tomar. Esto es importante porque elegir una técnica quirúrgica adecuada, además de proporcionar una mejoría estética, minimiza enormemente las complicaciones. Con todas las marcas hechas, es posible decidir la técnica quirúrgica a utilizar. La cantidad de ptosis de NAC nos dirá qué tan lejos debe migrar, y la distancia desde el NAC al pliegue inframamario nos dirá cuánto tejido debe manejarse en la porción inferior. Estas determinaciones nos dirán la técnica que se usará y serán un factor de orientación cuando se emplee la técnica. Si hay poca ptosis de la NAC (menos de 3 cm) y la distancia desde la NAC al pliegue inframamario es corta (menos de 5 cm), el procedimiento quirúrgico que se realizará es solo una migración hacia arriba de la NAC. Si hay un exceso significativo de tejido en la porción inferior de la mama (más de 5 cm desde el NAC hasta el pliegue inframamario), indica que el exceso producido por la ptosis debe manejarse; por lo tanto, el desplazamiento hacia arriba aislado de la NAC es totalmente inadecuado. En estos casos, uno debe elegir entre una técnica periareolar o una T invertida. La elección de cualquiera de estas dos técnicas dependerá de la distancia entre el NAC y el pliegue inframamario y de la ptosis existente. Si hay una ptosis significativa (más de 4-5 cm), el exceso de la porción inferior de la NAC al pliegue inframamario también será grande (más de 7 cm), y por lo tanto, la técnica será la que corrija significativamente El tejido mamario en el polo mamario superior, así como en el inferior. La elección en estos casos será indiscutiblemente una técnica de T invertida. El autor prefiere utilizar la técnica de T invertida en lugar de la técnica vertical por dos razones. Lo primero es que obtenemos un resultado más estético que compensa el exceso de piel lateralmente en el pliegue inframamario. La segunda razón es que si la compensación necesaria fuera solo vertical, la corrección de ese seno se lograría con una técnica periareolar en lugar de una vertical. Por lo tanto, la técnica periareolar es la adecuada para la ptosis pequeña (menos de 3 cm), que conlleva poco exceso de tejido sub-mamario (la distancia desde la NAC al pliegue inframamario es de entre 5 y 7 cm), dejando la migración superior de la NAC solo en los casos en que la distancia para migrar es mínima (menos de 3 cm) y, al mismo tiempo, implica una distancia muy corta al pliegue inframamario, que deberá aumentarse con la disección inferior correspondiente, de modo que El implante permanecerá en una posición más baja. Todas estas indicaciones se describen en la Tabla 21.2. Fig. 21.3 Nueva ubicación del complejo pezón-areola (NAC) indicada en la línea medioclavicular. Tabla 21.2 Determinación de la técnica quirúrgica a utilizar.

mastopexia cali

mastopexia tulua

mastopexia cartago

mastopexia buenaventura

mastopexia palmira